Ya sabemos que hay que repetir. El problema es escuchar a un pianista practicando el mismo error una y otra vez y sin parada entre cada una de las veces. 

Imagina que avanzas del compás 24 al 28. En el 25 hay algo que solucionar, pero no se soluciona en ninguna de sus repeticiones.

 Lo que se escucha es 24+ 25 con una nota falsa + 25 con la misma nota falsa + 25 con la misma nota falsa y una nueva +25 correctamente +26....

¿Qué objetivo tiene este tipo de práctica? ¿Cómo van a saber los dedos cuál de las repeticiones del compás 25 es la correcta? ¿Será que los músculos saben que la última repetición es la buena?

Si hay un error en el compás 25 no se te ocurra repetir el compás y luego seguir sin haber parado. Te acostumbrarás a tocar el piano como si tartamudeases y a tocar como si estuvieses practicando.

Más vale pararse a tiempo que repetir el accidente.

Recuerda: "Cuando estudies no toques y cuando toques no estudies".